Usted está aquí

Sociedad Botánica

Sociedad Botánica y Zoológica de Sinaloa IAP, somos una institución creada con el fin de mejorar la calidad de vida de los sinaloenses a través de las siguientes tres líneas de acción:

1.     Grandes parques. Crear de espacios verdes de gran escala con una oferta de valor para la ciudad.

2.     Ciudad. Transformar la imagen urbana a través de la elaboración de proyectos de paisaje en boulevares y avenidas que favorescan la flora regional.

3.     Comunidad. Integración y desarrollo social a través de actividades educativas, culturales, deportivas y participativas que fomenten el desarrollo intelectual y la salud de las personas, y promuevan la cohesión social.

Teniendo como una de nuestras principales funciones la creación, administración, mantenimiento y enriquecimiento del Jardín Botánico Culiacán y Parque Ecológico.

Misión y visión

MISIÓN

Conservar la biodiversidad y ser agentes de cambio para construir una relación armónica con la naturaleza.

VISIÓN 2020

En el 2020 somos una institución eficiente, con un plan maestro al 50% de avance, una comunidad activa en Culiacán y una estrategia para impactar en la sociedad Sinaloense.

Patronato

La administración integral de estos pulmones verdes involucra el desarrollo de planes maestros, la construcción de su infraestructura y la dotación de instalaciones, además de los elementos humanos y materiales necesarios para el mantenimiento, la operación de los espacios, la planeación y ejecución de los diversos programas y eventos, la comunicación, entre una larga lista.

La SBZS se rige por un patronato integrado por ciudadanos y empresarios sinaloenses. 

Historia

El Jardín Botánico Culiacán es un espacio público situado al noroeste de México, en el centro de la ciudad de Culiacán, capital del estado de Sinaloa. Es el resultado de la visión y el esfuerzo del ingeniero civil Carlos Murillo Depraect quien, dada su pasión por la botánica, tuvo la iniciativa de hacer de este inmenso predio urbano, propiedad del gobierno estatal, un área verde para la ciudad, y que dentro de la misma estuviera un jardín botánico, para el cual donó su colección personal de plantas.

El Jardín fue inaugurado en diciembre de 1986. Debido a su privilegiada ubicación, durante los primeros años fue objeto del deseo de desarrolladores inmobiliarios, pero la sociedad civil no lo permitió. 

En 1996 la Sociedad Botánica y Zoológica de Sinaloa se sumó a la causa del ingeniero Murillo Depraect y solicitó formalmente al gobierno la concesión de la administración integral del espacio.

Además de haberse convertido en uno de los más importantes jardines de México y del continente, se ha configurado en cuatro ejes de acción: conservación, investigación, educación y exhibición. 

Conservación: impulsa acciones para la conservación de especies nativas amenazadas. 

Investigación: opera y administra un banco de germoplasma y un herbario registrado ante el Index Herbariorum, que reconoce a nivel internacional a los herbarios orientados a la investigación científica. 

Educación: promueve programas educativos sobre botánica que anualmente atienden a 11 mil niños, muchos de ellos estudiantes de escuelas locales; desarrolla programas y espacios para la expresión artística y cultural; y cuenta con una biblioteca. 

Exhibición: su colección botánica se compone de cerca 1,300 especies. La colección artística de arte contemporáneo tiene 39 obras. 

Todos los días el Jardín se reinventa, es un museo viviente con constantes obras de modernización, nuevos espacios y paisajes. El Jardín Botánico continúa avanzando. Hoy es considerado por los Garden Tourism Awards, del Consejo de Jardines de Canadá, como uno de los 10 mejores jardines de Norteamérica para visitar en el 2015 (TOP 10 North American Garden Worth Travelling For).